Si el gobierno no te da las medicinas…

¡Pues que chingue a su madre!

Es elemental: si el gobierno tiene dinero para dar vales para medicinas, entonces también tiene dinero para que estas estén accesibles en los centros de salud. Simple y llana lógica, coño.

Esta mugrosa campaña a favor de los vales, no es si no otro intento para enriquecer, de forma legal, a la cúpula del Partido Verde, que están ligados a cadenas farmaceúticas, en las que las medicinas serán más caras que si las suministraran las propias dependencias de salud.

Pero ya sabemos como va esto de la corrupción, y como el propio gobierno, mediante directivos mediocres y rapaces, sabotean las propias instituciones, para que creamos que la solución pasa por vender cada aspecto de nuestra vida a las empresas privadas y no por castigar la corrupción y la incompetencia de los mandos del gobierno.

Los ciudadanos merecemos instituciones de calidad y bien equipadas y suministradas. No a los vales, sí a las medicinas.

¡Exijamos!

¡Hazme el recontrachingadísmo favor!

México es mi país y lo quiero. Por ello tengo todo el derecho del mundo de decir que a veces siento una vergüenza infinita por ser mexicano. O para ser más precisos, que gentuza como esta tenga la misma nacionalidad que yo:

Promete Peña Nieto mejores telenovelas al electorado femenino

Así es, la solución para salir del submundo en el que se encuentra el país, no es una revolución en el sistema educativo, si no mejorar las pinches telenovelas.  ¡Hazme el recontrachingadísmo favor!

Pero dejemos el problema educativo aparte, que ya es grave, miremos el contexto. Peña Nieto tiene como carta de triunfo el voto femenino. Su campaña se centrará en su figura como “el candidato de las mujere”. Y eso me impacta. Este es un sujeto que durante su gobierno reprimió a los homosexuales, permitió los feminicidios minimizando estos alegando que se trataba de prostitutas, que no era cierto, y aunque lo fuera también son seres humanos, algo que este misógino desconoce, y en muchos comentarios ha demostrado que las mujeres le vienen importando pito, como el famoso “No soy la señora de la casa”, que además de ser un comentario machista, demostró que desconoce las realidades económicas báscias del país que pretende gobernar. Y ahora a completarla con su promesa de mejores telenovelas.

Este priista mediocre, no solo representa lo peor del PRI con sus actos de corrupción, si no también lo peor del macho mexicano. Para el las mujeres son tan idiotas que solo ven telenovelas, van por las tortillas y solo sirven para ser amas del hogar. Y como se les ocurra salir por las noches, que se atengan a las consecuencias, por putas. Se ríe en la cara de las mujeres, y aún así he  visto a muchas conocidas mencionar “lo guapo que está” y “que ese sí sería un buen presidente para México”.

Repito: Enrique Peña Nieto es un misógino que cree que las mujeres son unas pendejas. Y si alguna llega a votar por él, tendré que darle toda la razón. Si este es el candidato mejor posicionado, es que los mexicanos son unos pendejos que merecen que las autoridades les robenque sus familias pasan hambre

Hitler se entera del motin en el penal de Apodaca, Nuevo León – YouTube

Y este es solo una muestra, y hay un millon y me quedo corto, de donde escoger, para saber que esta maldita guerra contra las drogas no sirve para una mierda. Pongo un video cutre de youtube y no  un enlace a un medio  informativo serio solo porque, si eres extranjero, probablemente no te interese; y si eres mexicano, una de dos: ya conoces la noticia y por tanto no es necesario repetirla, o no la conoces y por tanto eres un pendejo.

Los que ignoran el pasado están condenados a repetirlo. Y aquí aplica. Ya tenemos el ejemplo de la Ley Seca en EEUU, para saber que hay ciertas cosas que hay que regular y no prohibir. El alcohol y las drogas entre ellos. Algún día escribiré mis razones del porqué, pero ahora mismo la indignación puede más.

Pero al Enano Fecal que vive en Imaginolandia, la lucha, que no guerra según él, es una estrategia estupenda. Lo dice amparado desde la protección e impunidad que le brinda su cargo como Presidente. Y desde luego, al pinche presidente gringo le parece todavía mejor… en  tanto los muertos se queden de nuestro lado de la frontera, por supuesto.

Y así nos va.

Sobre el olvido, un plátano y la hipocresía del Mexicano.

Yo SÍ me reí del chiste de Platanito cuando lo escuché por primera vez. Me gusta el humor negro, y entre que soy un cabrón y ligeramente cínico ante ciertas situaciones, yo sí me reí. A la vez dije “¡que cabrón, se lo va a llevar la chingada!”  Y tal parece que así va a ser.  Siendo sinceros, si yo fuera el padre de uno de esos niños me sentiría muy mal, y sin duda haría declaraciones en contra del comediante. Sergio Verduzco, nombre real de Platanito se ha pasado un poco de la raya, pero ha pedido disculpas que a mi me suenan más que sinceras. Todos la cagamos y feo en alguna ocasión de nuestras vidas.

Todos contra el payaso… ¿y el público que se reía qué?

Pero al ver lo que se ha montado en torno a este asunto, lo único que puedo decir a los padres de la ABC, a las personas que se sienten ofendidas y a quien me esté leyendo y esté de acuerdo en que corran al Platanito es : ¡NO MAMEN! SI VAN A DECIR Y OPINAR PENDEJADAS SIN EL MÁS MÍNIMO CRITERIO, MEJOR SIGAN VIENDO SUS PINCHES TELENOVELAS Y NO OPINEN.

El comediante está a punto de perder su empleo por una reacción hipócrita de la opinión pública mexicana. ¿Cuantos niños mató su chiste? ¿Cuantos de ustedes se acordaban siquiera de esa guardería sino fuera por este escándalo? ¿ Sabían que ese chiste no es original sino que se usó también luego de la explosión en San Juanico? ¿Sabían que lo venía diciendo como parte de su repertorio desde 2009? No fue un chiste privado, lo dijo ante un público, y si oyen bien, verán que el público se rió quitado de la pena. Y si ustedes hubiesen sido parte de ese público también se hubiesen reído por mucho que ahora se rasguen las vestiduras y pongan el grito en el cielo.

Este escándalo es solo una cortina de humo para distraer a la gente pendeja de asuntos más importantes. Como ejemplo, ahora los pinches y huevones diputados de Sonora (que son igual de pinches y huevones que los de cualquier otro estado o de la Federación), van a discutir si el show del señor Verduzco  debe o no salir del aire, mientras en sus narices  hay adolescentes matando mujeres. Pero claro, un chiste es mas importante que resolver el tema de los niños sicarios. ¿Y los culpables de las muertes de todos esos niños qué? Bien, gracias. Libres y cobrando del erario público. Si eso, estimado lector, no le parece un chiste más cruel  (y hasta cierto punto también tiene su gracia), es que es más cínico  y cabrón que yo.

A mi no me ofende un chiste, me ofende la realidad.